Otro

Lima: ¿para qué sirve mi jardín?

Lima: ¿para qué sirve mi jardín?

Lime nunca ha dejado de servir a jardineros profesionales y aficionados. Si lo usamos regularmente antes, cayó un poco en el olvido. Afortunadamente, la cal es nuevamente reconocida hoy como versátil, útil y ecológica. ¿Cómo disfrutar de los beneficios de la lima en el jardín? Aquí hay algunas respuestas.

¿Qué es la lima?

La cal viva es óxido de calcio. Es por calcinación o cocción de la piedra caliza montada a 825 ° C (temperatura muy alta) que se obtiene esta cal viva. Hay varios tipos de cal cuya dureza varía. En relación con el agua, reacciona produciendo calor y se convierte en cal apagada. La cal aérea apagada o la cal hidráulica natural puesta en contacto con el aire se endurece. En el jardín, uno usa principalmente una leche de lima que es cal viva mezclada con agua. Es con él que nos damos cuenta de la famosa cal.

Lima un herbicida ecológico

La cal ayuda a combatir las malezas, estas malezas silvestres locales, a veces invasivas, que también se llaman malezas, aunque pueden ser útiles. La cal también es un antiespumante casi definitivo y sorprendente. Se puede usar en la terraza, entradas, escaleras exteriores, pero también en el césped que tiende a estar cubierto de musgo en invierno. La cal tiene el efecto de modificar el potencial de hidrógeno de la tierra, que no es otro que el PH.

Lima, la amiga de los frutales

Si se dice que la lima es amiga de los árboles frutales, es simplemente porque es ideal para librar los troncos de las alimañas de una manera natural. Simplemente cepille la corteza de los árboles y cepille los troncos con leche de lima. Los hongos, varios insectos e incluso las larvas no lo resistirán. Este tratamiento con cal natural es importante porque limita la contaminación de los árboles frutales por parásitos responsables de muchas enfermedades. Un tratamiento de invierno cada dos años es suficiente para tener perales, manzanas, cerezos y otros árboles saludables.

Un antifúngico efectivo

La cal es conocida por sus propiedades bactericidas. También se aprecia como antiséptico. La cal se usa para prevenir la aparición, o incluso la multiplicación de mohos en lugares húmedos. En el jardín, una pared vieja, el refugio de troncos o bicicletas o incluso la parte inferior de una terraza elevada, por ejemplo, se pueden tratar con cal. ¡Otra ventaja, es posible agregar pigmentos naturales para un efecto decorativo!

Otros usos de la cal en el jardín

A medida que la cal logra modificar el pH del suelo, ayuda a promover la vida microbiana que necesita el jardín. Se recomienda especialmente cuando el suelo es demasiado ácido. La acidez desagrada a muchas plantas que terminan consumiéndose en tales condiciones. Por lo tanto, practicamos encalado solo si no hemos almonizado la tierra, y solo cada tres otoños. Una pequeña cantidad de cal del orden de 200 mg / m² es suficiente y no perturbará el equilibrio natural.